Volkswagen sigue reduciendo plantilla

La firma automovilística alemana ha anunciado que reducirá su plantilla mundial en 30.000 puestos de trabajo, sin llevar a cabo despidos, hasta el 2020, lo que permitirá experimentar un efecto positivo sobre sus cuentas de 3.700 millones de euros anuales desde el mencionado ejercicio.

Según ha anunciado el presidente de la empresa, Herbert Diess, el consejo de administración de la compañía y el comité de empresa han firmado un acuerdo orientado a volver a situar la marca Volkswagen al camino de la rentabilidad. Este programa prevé la reducción de 30.000 puestos de trabajo, de los cuales 23.000 puestos de trabajo se centrarán en Alemania y los 7.000 restantes en Argentina y Brasil. Además, la compañía prevé contratar a 9.000 personas en nuevas áreas de trabajo.

Por el bien de la competitividad

El directivo ha indicado que el objetivo de esta medida es mejorar la competitividad de la compañía y asegurar su futuro, de forma que creará los requisitos previos para la transformación de la empresa de un fabricante de automóviles a un proveedor de servicios de movilidad en la era de la digitalización y con el aumento de la digitalización. Diess ha señalado que la reducción de plantilla tendrá un efecto positivo sobre los resultados de la empresa de 3.700 millones de euros año desde el 2020. De este total, 3.000 millones de euros, en los centros alemanes.

Durante el año pasado, algunas de las principales reducciones de plantilla (como las que afectaron las empresas de componentes automovilísticos Valeo y Autoliv KLE) se concentraron durante el segundo semestre del año. En los primeros seis meses de este 2016, uno de los expedientes que tuvo más pes en el número de afectados por regulaciones de plantilla fue Bacardí, que acordó el cese de la actividad productiva en Mollet, donde sólo se mantienen tareas administrativas y logísticas. Este expediente concentró casi la mitad de afectados por regulaciones en el primero medio año.

Bacardí ejemplifica que, un año más, la vía de los expedientes de regulación para ajustar plantillas es un fenómeno claramente industrial. En el primer semestre, tres de cada cuatro despidos colectivos se produjeron en este sector. El resto de despedidos trabajaban al sector servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *